Browsed by
Categoría: Relatos

La agonía del ahorcado

La agonía del ahorcado

Mi hora había llegado. Lo supe en cuanto vinieron a matarme. Me sentenciaron a muerte tiempo atrás. Meses, tal vez. Mi crimen: los celos. Mi verdugo, de espaldas a mí, anudaba la soga. Fue su manera de anunciar mi desenlace. Hace falta estómago para dar una noticia así a la cara. Él no lo tenía, seguro. Mientras se preparaba, un hormigueo desagradable comenzó a subir desde mis pies hasta mi cabeza. Era el miedo. El miedo a dejar de existir,…

Leer más Leer más

El mentiroso

El mentiroso

George aguardaba el momento, sentado en su sillón. Miraba a su esposa, que recogía la cocina o fingía hacerlo. Emily no podía ocultar su decepción. George cambió la vista al frente, a un punto indeterminado, con semblante serio y reflexivo. Un minuto más tarde, se abrió la puerta de la calle. Era Greg, el hijo. Llegaba del entrenamiento. —Papá, mamá, ya estoy en casa. El chico se dirigía a las escaleras para subir a su habitación a soltar la mochila….

Leer más Leer más

El día después

El día después

El anciano encontró la llave en su bolsillo. La miró nostálgico, haciendo memoria de los años que había enseñado la asignatura de Religión en el colegio del cual le acaban de cesar. Aún no se lo explicaba, y eso que no dejaba de darle vueltas a la cabeza. ¿Cómo lo habían llevado esos tres niños al borde de la desesperación? Si bien Dios está en todas partes, ¿no lo estaría aún más cerca del pastor que intenta guiar a las…

Leer más Leer más

Calor sofocante

Calor sofocante

El calor era intenso. Desde hacía dos semanas, las temperaturas eran altas. En menos de un mes entraría el verano. Mary Ann estaba tumbada en el sofá. Se había mareado y le habían entrado náuseas. El test había dado positivo. Las dos líneas eran bien visibles; no había lugar a dudas, estaba embarazada. Lo sospechaba desde hacía un mes y medio pero no había encontrado ni el momento ni el valor para contárselo a su novio. Nunca antes habían hablado…

Leer más Leer más

La última bajada

La última bajada

Aquella madrugada, mientras dormía profundamente, el sonido de mi teléfono móvil me sacó del sueño de forma brusca. Era el tono de llamada que le tenía asignado a mi madre. Hacía muchos años que ya nadie me llamaba en plena madrugada, así que debía de ser importante. Me desperté sobresaltado, nervioso. No esperaba nada bueno. Lo primero en que pensé fue en mi abuela, que por aquel entonces vivía en mi casa. Dudé un par de segundos antes de coger…

Leer más Leer más